Las bocina es traída diariamente por pescadores de todo el Reino Unido y procesada por un equipo experimentado bajo supervisión estricta. El tratamiento consiste en cocinarlas al vapor durante unos minutos, limpiarlas para asegurar que no quedan cáscaras o carnes blandas y sometidas a inspección para asegurar la más alta calidad.  A continuación se congelan inmediatamente para asegurar su frescura y son envasadas en cajas forradas de 10 Kg.

 

La planta tiene una capacidad para procesar 20T de bocinas al día gracias al nuevo equipamiento adquirido el año 2016.

 

El berberecho es recibido diariamente de pescadores de todo el Reino Unido e inmediatamente transportado para su procesamiento. Se cocina al vapor y se limpia a fondo de arena y concha antes de que se embalen en solución de salmuera para la exportación.

 

La fábrica tiene una capacidad de 20T de concha por hora y está equipada con toda una nueva cadena.

Producto Procesado.



​Bocina

 

 

 

Berberecho